Páginas vistas en total

martes, 17 de abril de 2012

Poemas gráficos.

En este apartado, he decidido hablar de los caligramas (que es un tipo de poema gráfico) ya que no soy una gran aficionada al verso y este estilo siempre me ha llamado mucho la atención. 


Un poema gráfico son poemas que recurren a un recurso plástico, en este caso visual, para expresar de otro modo las ideas y sentimientos del autor. La creación de poemas gráficos implica la creación de formas al interior del texto, donde los versos van creando figuras. 


Acróstico:


Consiste en un conjunto de letras que forman, al leer de forma vertical, otra palabra, frase o un concepto. Estas letras pueden estar al comienzo, al medio o al final de los versos. Esta forma fue muy utilizada en siglos pasados, específicamente en el siglo XV. 
Ejemplo:
“Antes de conocerte no sabía quién era,
Me movía por el mundo sin una razón
O mutaba sin sentido alguno por allí,
Reconociendo mi dolorosa soledad”.

“Pude bien tenerte a la fuerza, tenerte,
Urdiendo planes macabros, horrorosos,
Rompiendo tu ingenuidad, acallándote.
Extorsionando tus ilusiones y tus sueños,
Zamarreándote y reteniéndote; pero no.
Amándote sólo lograré tu aceptación”.

Caligrama:


Los caligramas son poemas que complementan su significación con el dibujo.  No son poemas ilustrados, porque es el texto mismo el que adquiere rasgos gráficos. Es decir, son combinaciones icónico-lingüísticas, en donde la imagen y el texto se entremezclan para reforzar una idea, o introducir otra no dicha, sugerida.

Vamos a algunos ejemplos, que hablan por sí mismos, del libro La vaca ventilador y otros poemas de Graciela Repún y Enrique Melantoni, de Editorial Atlántida:



Los niños disfrutan mucho de estas combinaciones, porque el protagonismo del significado  parece trasladarse de las palabras a su significante, es decir a su forma material.  Las palabras crean  dibujos que refieren a su significado, y permiten a los no lectores “leer” lo que ellas dicen.




11 comentarios: